El BOCYL del 2 de julio ha publicado la ORDEN EEI/560/2020, de 26 de junio, por la que se establecen las bases reguladoras de una línea de ayuda destinada, en el ámbito de Castilla y León, a personas trabajadoras afectadas por expedientes de regulación de empleo de suspensión de contratos de trabajo o de reducción de la jornada por causa de fuerza mayor como consecuencia de la crisis ocasionada por la COVID-19, que deroga la ORDEN EEI/368/2020, de 29 de abril, por la que se establecen las bases reguladoras de una línea de ayuda destinada, en el ámbito de Castilla y León, a personas trabajadoras afectadas por expedientes de regulación de empleo de suspensión de contratos de trabajo o reducción de la jornada como consecuencia del COVID-19.

La ORDEN EEI/560/2020 por lo tanto recoge unas nuevas bases reguladoras para las ayudas a las personas que se encuentren afectadas por ERTEs, en los términos que se describen.

Una de las principales modificaciones es que las empresas no están obligadas a presentar las solicitudes de ayuda en representación de los trabajadores afectados, la base octava dice que “…los interesados que reúnan los requisitos exigidos presentarán una única solicitud cumplimentada en el modelo normalizado que se establezca en la convocatoria…”.

Todavía falta que se publique de manera oficial la convocatoria para que se presenten las solicitudes de la ayuda.

07/07/2020