El presidente del Gobierno presentó el 15 de junio el “Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción. Hacia una movilidad sostenible y conectada”, y que incluye veinte medidas de tipo económico, fiscal, normativo, logístico, de competitividad, de formación y cualificación profesional, de compra pública sostenible y de planificación estratégica que dan cobertura a toda la cadena de valor de la industria.

Entre ellas se encuentran medidas de impacto a corto plazo, que se implementarán y ejecutarán en este año 2020, y medidas estratégicas de medio plazo, que se implementarán y ejecutarán a partir de 2021.

44 TONELADAS Y 4,5 METROS DE ALTURA

Ese plan contempla, en el punto “2.4-Mejora de la competitividad en logística de transporte”, que la amplia cadena de valor del sector, desde la fabricación de componentes hasta la distribución final, depende del ámbito logístico como palanca de competitividad, introduciendo una serie de medidas orientadas a mejorar la competitividad del transporte destinado tanto a la cadena de suministro del sector como a la exportación de los bienes fabricados en nuestro país, en transporte por carretera, ferroviario y marítimo. En concreto en lo que al transporte por carretera se refiere:

  • Transporte por carretera: Impulsar la mejora de la eficiencia del transporte mediante la utilización de camiones de 4,5m de altura y 44 toneladas, tipología que supone mayor carga por viaje, reduciendo además las emisiones contaminantes y de CO2.

AYUDAS A LA RENOVACIÓN

Más allá, el plan para la automoción también pone sobre la mesa la edición 2020 del Programa de impulso a la movilidad eléctrica y sostenible, Plan MOVES, dotado con 100 millones de euros y que permitirá la adquisición de vehículos de transporte pesado de mercancías con gas natural.

También propone un programa de renovación del parque, dotado con 250 millones de euros que se aplicará tanto a turismos y vehículos comerciales ligeros, como a vehículos industriales pesados y autobuses.

Adicionalmente, se prevé un sub-tramo específico de la línea de avales ICO-COVID para la financiación de la renovación de la flota de vehículos para uso profesional que está dirigido a autónomos y empresas, y facilitará la renovación de los vehículos comerciales e industriales, incluyendo autobuses y autocares con avales de hasta el 80%.

EL SECTOR DEL TRANSPORTE EN CONTRA DEL AUMENTO DE DIMENSIONES

CETM ha lanzado un comunicado manifestando la contrariedad del sector con esa medida:

“Amparándose en la necesidad de reactivar la industria de la automoción, el Gobierno de España ha elaborado un plan de impulso que incluye la ampliación de la Masa Máxima Autorizada (MMA) y la altura de los camiones hasta las 44 toneladas y los 4,5 metros respectivamente, en lugar de las 40 toneladas y 4 metros permitidos como máximo en estos momentos.

Es evidente que el sector de la automoción únicamente ha velado por sus intereses en la negociación de este plan, sin importarles un bledo las consecuencias que acarrearía esta medida para el sector del transporte de mercancías por carretera. Peor ha sido la actitud del Gobierno, y muy especialmente del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, al no haberse siquiera interesado en conocer la opinión del transporte de mercancías por carretera a este respecto, a pesar de que supone casi un 5% del PIB y es considerado, tal y como ha demostrado durante esta pandemia, como estratégico para la economía y la sociedad española, y que una vez más vuelve a ser ninguneado por la clase política y dejado a su suerte.

Desde la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) siempre hemos insistido en que antes de aumentar la capacidad de carga de los camiones, debería realizarse una armonización a escala europea (el tráfico transfronterizo de camiones de más de 40 toneladas y 4 metros de altura está prohibido), estudiarse adecuadamente la incidencia, impacto y repercusión que esta medida tendría sobre elementos tan importantes como la seguridad vial, el deterioro de las infraestructuras viarias y el importante daño social y económico que supondría para las empresas de transporte de mercancías por carretera y sus empleados.

 En nuestra opinión, en estos momentos tan dramáticos, en los que toda la economía nacional está en peligro, consideramos que las soluciones para salir de esta crisis pasan por la consecución de acuerdos globales que salvaguarden la actividad y el empleo en todos los sectores, y no solo en algunos, tal y como, con una total falta de solidaridad, hace este plan.

 En consecuencia, el Comité Ejecutivo de la CETM que se reunirá el próximo jueves 18 de junio, estudiará la adopción de medidas de protesta ante el indignante abandono gubernamental que sufre nuestro sector. Estas medidas, entre las que no descartamos ninguna, se plantearán igualmente al Pleno del Comité Nacional de Transporte, en su próxima reunión el 19 de junio, para su aprobación y puesta en marcha de manera conjunta.”

17/06/2020