La junta directiva de Asetra, en sesión celebrada el 20 de febrero de 2024 acordó, entre otros asuntos, convocar a los socios a la asamblea general ordinaria que tendrá lugar el próximo sábado 9 de marzo de 2024, a las 10.30 horas en primera convocatoria, y a las 11.00 en segunda, en las instalaciones del Centro de Transportes de Segovia, con este orden del día:

  1. Lectura y aprobación, en su caso, del Acta de la última Asamblea General.
  2. Informe del Presidente.
  3. Informe y aprobación, en su caso, del balance económico del año 2023.
  4. Informe y aprobación, si procede, del presupuesto de ingresos y gastos para el ejercicio 2024.
  5. Actuaciones previstas para el año 2024.
  6. Nombramiento de interventores para la firma del acta.
  7. Ruegos y preguntas.

Presentación del combustible renovable de REPSOL a los socios de Asetra

A la finalización de la reunión, y por parte de REPSOL, se presentará a los socios de Asetra el combustible que están promoviendo, para favorecer la descarbonización, y que ya se puede utilizar en vehículos de transporte.

Los combustibles renovables se elaboran a partir de residuos orgánicos, como aceites vegetales usados, biomasa, residuos de la industria agroalimentaria, o residuos forestales. Uno de sus principales puntos fuertes es que son combustibles que minimizan las emisiones, ya que el CO2 que se libera en su uso es igual al CO2 que ha sido retirado previamente de la atmósfera por residuos utilizados para su fabricación, por lo que son una de las soluciones más eficaces para reducir las emisiones procedentes del transporte en los próximos años.

Son una alternativa inmediata porque pueden utilizarse en los vehículos de combustión, utilizando la misma infraestructura de suministro, lo que hace que no tengamos que esperar a que se desarrollen nuevas tecnologías o se renueve la flota de vehículos antes de empezar a reducir las emisiones.

De hecho, el combustible que repostamos hoy día en las estaciones de servicio contiene ya más de un 10% de combustibles renovables. Del mismo modo, su producción y distribución se puede realizar utilizando instalaciones industriales ya existentes, con materias primas locales, lo que impulsa la economía circular y permite diversificar la matriz energética del país a fin de que continuemos avanzando para lograr la independencia energética.

Más información en este enlace.